Como para fiarse de la niñita
La escena es tan familiar y tierna, que a uno le dan ganas de meterse en la pantalla y besar a la niña. Cuida a su padre, le da de beber mientras trabaja y lo hace una y otra vez. La sorpresa, para todos menos para el progenitor, llega al final.