Así jalean los independentistas al nuevo president mientras va a hacerles la ola a los de la CUP