La madre que ve en Facebook cómo una turba de palurdos quema vivo a su hijo: "¡No le hagan daño!"