Charlie: "Quiero reunirme con Dios y morir"
Bullyng. El niño apenas puede contener el llanto mientras relata su estremecedora historia. Sin saber cómo afrontar la desesperación que le genera el hostigamiento permanente que sufre en la escuela, Charlie tiene 7 años siente que no hay salida.