Rico y Palomera se abalanzan contra María Claver como si fueran "¡la Santa Inquisición!"