La dura realidad por la que pasó Brad Pitt antes de ser una estrella