Forcejeo en el balcón del Ayuntamiento por la ikurriña