Graban con dron a unos bañistas que surfean vigilados por tiburones blancos y no les avisan del peligro
Con una caradura de espanto, el fotógrafo que filmó el episodio, asegura que no pudo avisar a los surfistas porque estaban a unos 400 metros de la costa, pero cuesta creerle.