El Quilombo: No, bonita. El velo te lo pones tú y tu socio de gobierno que cobra de los iranies